08 enero 2012

Ilumínamesta


Al ingenioso gobierno de nuestro hermoso país se le ocurrió que si hace 2012 años, los reyes magos utilizaron la estrella de Belén como guía para el camino a su destino, ahora nosotros podríamos llamar su atención construyendo un mega monumento de luz para atraerlos y que nos traigan regalos. Quizá pudo ser una buena idea salvo que se atrasaron tanto que los reyes magos llegaron el 6 de enero, y el chistecito este del monumento apenas se inauguró ayer 7. 

Está bien, pongámonos serios con el asunto.

El día de ayer se inauguró el emblema conmemorativo alusivo a las celebraciones del Bicentenario de la independencia de nuestro país. Ajá, esa misma celebración que hicimos en el 2010. Y resulta que ayer 7 de enero de 2012, tras año y medio de retraso, apenas se va declarando como "listo". Como buenos pinches mexicanos, todo de último, todo a la carrera, todo para después.

Lo que en realidad llama la atención de los ciudadanos de este bonito país no es la demora en el que es presentado. Tampoco se le cuestiona la arquitectura o lo artístico de la obra. Ahí tendremos gustos variados en los que jamás vamos a coincidir. Por mi parte diría que me gusta en un 35%, pero ustedes ya saben que soy muy difícil de impresionar

La obra llamada "Estela de luz" es un símbolo para recordar lo independientes que somos, según el objetivo que persigue. Una magna construcción que impone y deslumbra, literalmente. Las dimensiones y los materiales de construcción están de sobra que se los platique porque bien pueden googlear, pero si les puedo dar mi opinión ante semejante creación.

Hubieran invitado a Spiderman a la inauguración


Aquí en realidad a lo que todo mexicano le incomoda es el precio total de este chiste. Un chiste que no pedimos nos cuenten, ni mucho menos nos hizo, hace ni hará reír. Si está bonito y todo lo que quieran, pero gastar la exuberante cantidad de poco más de mil millones de pesos en algo como eso es repinche absurdo. 
Ah, y eso sin considerar que las obras públicas en este país funcionan así: elaboran un presupuesto el cual se calcula saldrá en $5,000, pero que al final costó por gastos de "último minuto" la cantidad de $6,500; cuando en realidad la obra salía en $3,690 y el resto es para los encargados de realizar la obra pública en cuestión.
No estoy diciendo ningún disparate. El costo original asignado a la estela de luz era de 200 millones, pero viendo que había potencial en esto, decidieron aumentarlo en altura y esto condujo a que supere los mil millones. 
Ahora bien, ¿cuánto calculan ustedes, inteligentísimos lectores, que en realidad costó, y cuánto imaginan que se llevaron a la bolsa los responsables de esta grandiosa idea? Aporten sus ideas. En mi opinión yo digo que habría costado unos 700 millones, dijeron que costó mil, y que el robo total fue de 2 mil millones, repartidos entre los que le entraron al negocio. Claro, meras suposiciones ya que no me sé lo que cueste la creación de un panel de cuarzo iluminado. Pudieron ser 3 mil millones. Digo.

Siendo una obra tan cara creo yo que debería ser o más vistosa aún, o de mayor provecho. Yo no creo que llegue a ser un símbolo de México tal cual sucede en otros países como lo son los castillos en Inglaterra, la muralla en China o la plaza roja en Moscú. Vamos, ni siquiera se podría comparar en cuanto a importancia con la torre Eiffel de Francia. Por supuesto que los costos de alguna de estas maravillosas obras arquitectónicas no es comparable con lo que nos presentaron el día de ayer, y es por lo mismo que no me gusta la idea de gastar tanto en algo como una torre de 104 metros que se ilumina por las noches.

Entiendo que el costo de mil millones repartidos entre 125 millones de mexicanos no sería algo que nos deje mucho beneficio. Tampoco se puede tener un gobierno que no despilfarre dinero en gastos representativos y conmemorativos. También hay que ser consientes de que algunos gastos son necesarios, pero no a tal grado de tirar semejante cantidad. Por gastos necesarios me refiero a difusión de anuncios en los medios de comunicación, planeación de informes de gobierno, fiestas de 16 de septiembre, etc.
Hacen falta muchas cosas en este país, y una cantidad como esa resulta nada a la hora de comprar esas necesidades; hay que ser realistas, pero ¡carajo! no nos quieran ver la cara de pendejos :(

Empezamos mal el año con una pintada de dedo de en medio por parte del gobierno, gritándonos al son de un "¡Viva México!" que sí hay dinero en este país trabajador, pero que no caerá en manos del pueblo sino de los que estén arriba. Con una construcción así sólo le dice a los gringos: "¡Hey!, pinches gringos, les pudiéramos abonar una parte de todo el chingo que le debemos pero nel, mejor lo gastamos en algo que no nos va a servir pero que nos dará de que hablar por un tiempo. 
Hasta parecen al típico mexicano que en vez de pagar la deuda de luz o agua que debe, prefirió comprarse su TV de LCD marca SANYO en el pasado "buen fin". Nacotes.

Todavía así, quiero hacer un esfuerzo y de verdad quiero apreciar la buena intención de nuestros gobernantes al utilizar dinero de nosotros para crear estas cosas, pero nomás no puedo. ¿Ustedes sí?
Es que no; por más que quiero no le veo utilidad a algo como eso. Para empezar, yo ni lo voy a ver; no es algo que pueda apreciar físicamente y seguido (ya me subí al techo de mi casa y ni madre que se vea  *snif*). La última vez que estuve cerca de esos lugares fue hace 4 años y no tengo intención de regresar pronto. Por otro lado, a los que sí puedan transitar por el camino del edificio ese, nada más les sirve de atractivo visual ya que no creo que sea de utilidad. No creo que informe la hora, el estado de la temperatura, o que transmita los partidos del TRI cuando haya juegos de FIFA. Eso estaría fregón pero no lo hará. Tampoco creo que esté permitido el subir hasta la punta y tomar fotos panorámicas. No creo que se pueda rentar para jugar tetris a nivel glamouresco. En resumen, no sirve para ni madres les digo.

Y no se olviden de quien va a pagar la factura del consumo eléctrico de todo lo que gastará por estar encendido todas la noches. Ajá, nosotros los pendejos que pagamos impuestos. 

No sé quien es el responsable de semejantes estúpidas ideas, ni me importa, pero en verdad dan harto coraje. Yo no le hecho la culpa a Felipillo porque no me consta que fue él quien dio la autorización o si fueron los macacos que tenemos por diputados. El punto es que a quien se le haya ocurrido y a quien lo haya aprobado: ¡Que chingue a su madre!




¿Estela de luz? ¡Bah! ¡Ilumínamesta!

3 Comentarios:

SusuBlog dijo...

No estoy de acuerdo en que se hagan estas cosas... quesque aumenta la calidad de la ciudad y el país en donde se encuentra... todo ese dinero tirado a la basuro lo hubieran invertido en algo que sí valga la pena... no la considero una obra de arte ni mucho menos... tantos artistas y cosas interesantes que tiene nuestro México y la gente ni en cuenta.

Bah... mafufadita de luz
Su.

✿мαяєιηα dijo...

Dudo que sea la gran cosa, igual lo veo inútil, gasto innecesario cómo dicen pudiendo invertir en otra cosa o mejor no, el país ya está demasiado jodido cómo para gastar en tonterías.

Aparte no me llama mucho la atención, en fin, me daré mi vuelta a ver que tal aunque sí, sólo debe ser atractivo visual.

¿15 meses de retraso? No bueno, ok, no debería opinar en eso porque si de impuntuales hablamos..

Saludos :)

Cuetzpallin dijo...

A mi me cae como patada en el hígado la cosa esta... me molesta sumamente que se haga un gasto excesivo para una pendejada (con perdón de la palabra)... sinceramente yo creo que esto en lugar de ser una obra para remembrar la independencia, es un total monumento a la corrupción (y que seguimos jodidos como país con esta bola de gobernantes rateros)

Saludos!